Published On: Mar, Dic 6th, 2011

AUTOMOVILISMO

.

.

 

.

.

Tenía 71 años y padecía una larga enfermedad

Peter Gethin, piloto inglés de escuderías míticas como BRM, McLaren y Embassy Hill Lola, ha fallecido a los 71 años tras una larga enfermedad.

Durante su carrera en la Fórmula 1 sólo alcanzó la victoria en el Gran Premio de Italia de 1971, carrera en la que los cinco primeros clasificados estaban separados por la mínima diferencia de 0’61 segundos.

Debutó en la Fórmula 1 en el año 1970 como sustituto de Bruce McLaren, que tristemente había muerto durante unas pruebas en Goodwood. Hasta ese momento, Bruce, que era hijo de un jugador profesional de jockey, había competido en categorías menores como la Fórmula 3 británica o la Formula 5000, donde ganó el título británico en 1969 y 1970.

Su única victoria en la categoría reina llegó en su segunda carrera en BRM como sustituto de Pedro Rodríguez, quien también había fallecido durante una carrera de deportivos en Norisring. Aunque nunca volvió a alcanzar la primera posición, terminó su carrera en la escudería de Graham Hill (Embassy Hill) y con treinta Grandes Premios disputados, once puntos en su haber y una victoria.

Sin embargo, Gethin venció dos veces en Brands Hatch en sendas carreras de Fórmula 1, pero que no eran computables para el Campeonato.

Además, ganó la Carrera de los Campeones de 1973. En este último evento, batió a leyendas de la Fórmula 1 como Graham Hill, Dennis Hulme, Jody Scheckter, Niki Lauda, Emerson Fittipaldi y James Hunt al volante de un F5000 Chevron.

Descanse en paz…

VETTEL NOMBRADO PILOTO DEL AÑO EN INGLATERRA

El monoplaza del alemán, el RB7, también fue destacado como ‘Coche del año’; recogió el galardón Adrian Newey

El binomio Sebastian Vettel – Red Bull sigue cosechando galardones por la exitosa temporada que han realizado. Ambos han sido protagonistas en la gala de premios de la revista Autosport, donde se premió a los protagonistas del mundo del motor. Además de la distinción a Seb, otros pilotos de F1 han sido premiados, como los ingleses Jenson Button y Paul di Resta, como ‘Mejor piloto británico’ y ‘Rookie del año’, respectivamente.

El flamante campeón de esta temporada, Sebastian Vettel, fue nombrado ‘Piloto del año’ en los premios otorgados por la revista Autosport. Además, Red Bull también fue galardonado, ya que el RB7, el coche que ha permitido al equipo austríaco convertirse en campeón de constructores una temporada más, fue premiado como ‘Coche del Año’.

El piloto alemán ha sido el absoluto dominador de la temporada, consiguiendo registros asombrosos, como partir quince veces desde la pole position, o lograr once victorias. Sebastian ha conseguido el record de poles en una temporada, desbancando las catorce que consiguió Nigel Mansell en 1992. Estos excelentes guarismos han permitido a Sebastian Vettel revalidar con holgura su título de Campeón del Mundo de F1.

El número uno de Red Bull, que se ha convertido en el piloto más joven en ser bicampeón del mundo, estuvo compitiendo el mismo domingo en la Carrera de Campeones en Dusseldorf (Alemania), a pesar de ello llegó a tiempo a Londres para recoger el premio.

“A decir verdad no sé por dónde empezar. El último año fue la primera vez que recogí uno de estos trofeos, y significó mucho para mí», declaró Sebastian Vettel durante la ceremonia. «Me sentí muy honrado cuando iba bajando las escaleras y todo el mundo, incluidos muchos pilotos retirados y actuales, estaba aplaudiéndome, mostrando su respeto por lo que he alcanzado. Me hizo sentir muy especial», prosiguió el alemán.

«Para todos nosotros, cuando empezamos a correr siendo niños y soñábamos sobre la F1, la veíamos todavía muy lejana. Tú ves todos esos niños que quieren ser héroes, y sueñas sobre un día que empieza a estar cada vez más y más cerca», relató el flamante campeón de la temporada. «Mi mayor sueño fue cuando gané el Campeonato del Mundo por primera vez, y cuando ha pasado el tiempo te das cuenta de que nadie puede quitarte ese logro».

PARA RIPLEY UNA COLISIÓN ENTRE AUTOS DEPORTIVOS

La noticia que salió publicada ayer en todos los medios de comunicación, sorprende por la cifra de los autos deportivos que se vieron involucrados en dicho accidente.

Y de entrada cabe una pregunta ¿A que velocidad irían para verse involucrados todos?

Se supone que estos súper autos deportivos, cuyo valor en el mercado es estratosférico, cuentan con lo más moderno y avanzado de la tecnología para poder circular a altas velocidades, la fotografía no deja lugar a dudas. Andaban rápido los jovencitos…

TRES FERRARIS HECHOS “TALCO”

TRES FERRARIS HECHOS “TALCO”

Ahora bien, no se reporta saldo de fallecidos, lo que habla perfecto de que aún a muy altas velocidades, estos autos cuentan con la tecnología más importante para salvar las vidas de los conductores y pasajeros. Cuestión más que importante y que habla muy bien de la forma en que están pensados, diseñados y construidos.

En total fueron 8 los Ferraris que se vieron involucrados en esta acción, un Lamborghini y 2 Mercedes Benz. 11 súper deportivos que no quedaron con posibilidades de reparación y que desde luego deben estar asegurados.

Cuestión que debe tener no muy contenta a la empresa que brinda dicho servicio de protección de activos, de los propietarios, que desde luego deben tener empresas que les permiten ese tipo de lujos. Y que están considerados como riesgos a cubrir. En otras palabras… quitarle un pelo a un gato.

Se reportan solo 10 personas atendidas por los servicios de emergencia de Japón y todos ellos solo con “rasponcitos y magullones” Claro está que estos jóvenes conductores todos viajaban con el cinturón de seguridad montado y con las clásicas características de protección de estos magníficos ejemplares de la industria automotriz.

Cabe aclarar que no estaban en una Gumball 3000 Japonesa, o en un evento clandestino de carreras de autos, todos ellos se dirigían a una exhibición en Hiroshima y pues no falta el chiquillo que debió ponerle “cascabel al gato” y les picó la cresta para acelerar a fondo sus potentes máquinas. Una maniobra mal dirigida y ¡zaz! todos empezaron a dejar de ser conductores de sus autos, para pasar a la etapa de pasajeros sin control del automóvil.

Desde luego que la Autopista en la cual se dieron con todo, como bolas de billar, es de las más modernas de Japón y eso también fue un factor que colaboró en que no hubiera pérdidas humanas que lamentar.

El cálculo aproximado del costo de este accidente, sin contar daños a vías de comunicación ni infracciones, es de un millón de dólares. Y que los jovencitos que se vieron involucrados, podrán platicarles a sus nietos que ellos fueron los protagonistas del más costoso accidente de autos deportivos en Japón, casi un Guinnes.  O no cree usted estimado lector que se avienten la puntada de ¿inscribirlo en los famosos records?

Comentarios: jatoza@yahoo.com.mx

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.