Published On: Mié, May 18th, 2011

100 DÍAS Y NADA

Apenas 2 días después de que el actual gobierno municipal de Puebla asumiera sus funciones, en este mismo espacio publiqué lo siguiente: “lo que las nuevas autoridades de todos los ayuntamientos –y en especial del municipio de Puebla– deben entender es que ahora tienen la obligación de cumplirle a la gente y responder a las muchas expectativas que generaron en la pasada campaña política y, sobre todo, en los más de 6 meses que pasaron después de sus victorias en las urnas.

“En el caso del presidente Eduardo Rivera Pérez, hoy le corresponde vivir un contexto especial, porque las administraciones federal y estatal también emanaron del PAN, lo que –al menos en teoría– deberá contribuir a que haya una gran coordinación, armonía y trabajo conjunto entre los 3 niveles  de gobierno.

“En esta ocasión, el edil y su equipo no podrán justificar ineficiencias o insuficiencias con el pretexto de que las gestiones estatal o federal les quitaron recursos o bloquearon programas. Hoy, Felipe Calderón Hinojosa, Rafael Moreno Valle y Eduardo Rivera tendrán que demostrarle a la ciudadanía que pueden gobernar bien.

“Es cierto que las exigencias y necesidades de la ciudad de Puebla no son fáciles de enfrentar y nadie en su sano juicio espera que en uno o dos trienios se superen los problemas y rezagos ancestrales de un municipio, que exige buenas acciones y decisiones de gobierno todos los días, porque en esa medida se generan las demandas de la gente”.

100 días después de aquélla reflexión, es preocupante constatar que el ayuntamiento de Puebla se mantiene estático, inactivo, sin comenzar siquiera los programas de obra y servicios públicos y desarrollo social o económico que ofreció el PAN durante la pasada campaña. Y esto es negativo para todos, ya que como ciudadanos queremos y necesitamos que el gobierno de la ciudad haga bien las cosas, en beneficio de la sociedad.

Como ciudadanos, es preocupante que, hasta ahora, lo único que ha concretado el ayuntamiento sea la duplicación salarial a favor de los miembros de su Cabildo y la privatización del alumbrado público, porque ninguna de estas medidas es benéfica para el municipio o la gente común y corriente.

Los poblanos queremos ver gobiernos locales actuantes, en movimiento, poniendo en marcha obras importantes, aplicando programas sociales de vanguardia y efectivos y mejorando los servicios públicos que demandamos diariamente. Solamente así se pueden revertir los rezagos y atender de manera eficaz las necesidades de la gente.

Es de esperarse que los 265 días restantes del ayuntamiento de Puebla sean mucho mejores que los 100 primeros y que quienes tienen el deber de trabajar por la ciudad comiencen a  dar resultados concretos en beneficio de nuestra Angelópolis, que no puede darse el lujo de seguir perdiendo el tiempo.

PABLO FERNANDEZ DEL CAMPO

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.