Published On: Mié, Jun 1st, 2011

¿En qué nos perjudica más subsidios a la gasolina?

La semana pasada los medios de comunicación estuvieron difundiendo información de este tema que para muchos es un -asunto ajeno- para otros es vivir con el Jesús en la boca, sin embargo, es o debería ser de interés común entre los ciudadanos mexicanos, ya que afecta a la mayoría de la población, sobre todo a las clases más desprotegidas, pues  a cinco meses del año 2011 se ha registrado un aumento de 17.12 % lo que desemboca en más ingresos públicos por aproximadamente 1.4 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, como cada mes, la gasolina sube desmedidamente de precio, el gobierno se ve obligado a destinar dinero para equilibrar los precios, por tanto ese dinero  ya no es invertido en la educación pública media ni superior, debido a que el subsidio de este año es mayor a lo que recibe la Universidad Nacional Autónoma de México, tampoco es utilizado para otro sector de la sociedad.

 

Demagogia

 

El año pasado, Ernesto Cordero declaró que se destinarían 30,000 millones de pesos más para subsidiar las gasolinas en 2011, pero ahora que estamos en citado año, resulta que sale con la vacilada de que  la cantidad se duplicó, pues es de 64,000 millones de pesos. Pero desgraciadamente el problema no termina allí, sino que el subsidio a la gasolina rebasará 100,000 millones de pesos antes de fin de año,  presumen que  la dependencia  de la política de precios de las gasolinas no se modificará y el deslizamiento de 8 centavos mensuales se mantendrá fijo. Ernesto Cordero todavía se atreve a afirmar ¡que la gasolina en México es de las más baratas del mundo y los aumentos en el precio del energético durante la actual administración han sido de los más bajos!

 

Un atropello a la razón

 

Por el constante aumento a la gasolina se generará más gasto en el petróleo, carísimo de por si, es como si el gobierno de México nos hiciera un favor al pueblo, al subsidiar,  con exceso de impuestos a la gasolina y “subsidios” es igual a los altísimos salarios a diputados, senadores y al mismo ejecutivo.  Es descabellado el hecho de que  sufriendo  una crisis económica como la que estamos viviendo, sigan subiendo los precios, después vendrá el aumento para la luz, para el diesel y para el gas,  lo único que no sube es el salario mínimo.

La gasolina es un producto de primera necesidad, por ello no podemos prescindir de consumirla y pagaremos al costo que sea, pero las grandes empresas gozan de convenios donde los eximen del pago de impuestos millonarios.

Los subsidios a la gasolina, empobrece más a los más necesitados y enriquece a la clase política y alta porque a que son subsidios mal aplicados, más bien no deberían permitir  que se robaran la gasolina al “ordeñar” los oleoductos pues de esta manera tendrían muchas ganancias y no habría la necesidad  de subir los precios, otra posible medida sería lograr las ansiadas reformas, como: Laboral, Educativa, Política, Fiscal, Energética, pues gozaríamos de mayor inversión extranjera.

Si los subsidios fueran aplicados para servicio del pueblo, otro gallo cantaría.

GRISS MORENO SÁNCHEZ

 

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.