Published On: Lun, Jul 17th, 2017

Tejate, bebida prehispánica de un pueblo zapoteca

El tejate es una bebida prehispánica cuya receta guardan hoy celosamente un grupo de mujeres de San Andrés Huayápam, pueblo zapoteca de los valles centrales de Oaxaca.

Son 120 mujeres productoras las encargadas de cuidar que la forma precisa de preparar esta bebida, a base de maíz, cacao y una pequeña flor blanca conocida como ‘rosita’, no salga de la comunidad.

Desde hace 17 años se aglutinaron en la Asociación de Mujeres Productoras de Tejate Guipi para proteger la bebida y dedicarse a su difusión a través de eventos y ferias turísticas.

El cuidado se debe a que hace más de 16 años alumnos del Instituto Tecnológico de Oaxaca se apropiaron la receta y sacaron una versión en polvo del producto que comenzaron a comercializar.

Como respuesta, las mujeres se han vuelto celosas de esta tradición exclusivamente

femenina, que incluso les ha abierto las puertas a la participación política, puesto que cada año la agrupación cambia de dirigentes y se involucra activamente en los eventos de su comunidad para incentivar la inclusión de todas las integrantes.

El tejate surgió en San Andrés porque sólo aquí se da el ingrediente principal, la rosita o flor de cacao, una pequeña flor blanca que se da en frondosos árboles oriundos de la comunidad y que se levantan en los patios casi de cada casa.

Según las productoras, el clima y las condiciones del pueblo son los que han permitido que se mantenga el sabor único de la bebida prehispánica.

Incluye la molienda de maíz, cacao y semilla de mamey, pero las cantidades exactas sólo las conocen las mujeres de la comunidad.