Published On: Sab, Jul 15th, 2017

Ópera para toda la familia en el Cenart

Ritmos variados, melodías originales y un divertido e íntegro espectáculo visual ofrecerá la compañía Érase una vez… Producciones, con el programa doble El niño y los sortilegios / Mamá la oca, que forma parte del ciclo La ópera es puro cuento y… el ballet también, organizado por el Centro Nacional de las Artes.

En las cuatro presentaciones del montaje, a efectuarse en el Teatro de las Artes el sábado 15 y domingo 16 de julio, infantes, jóvenes y padres de familia disfrutarán de la escenificación de cinco cuentos narrados con música e imágenes expresadas en ballet, y una ópera que narra los sortilegios que enfrenta un niño desobediente, reprendido por sus objetos personales y animalitos que lo rodean.

Ambas obras del compositor francés Maurice Ravel (1875-1937) serán presentadas por primera vez por la compañía, contando con la dirección concertadora de Christian Gohmer, y la dirección escénica de César Piña.

“Al titularse el ciclo La ópera es puro cuento y… el ballet también, la compañía decidió presentar un programa con una obra de ballet y operística, lo que ha sido todo un reto por la complejidad de las partituras”, expuso en entrevista César Piña.

Indicó que las dos obras presentan dificultades muy marcadas tanto en lo escénico como en lo musical. “En la puesta El niño y los sortilegios aparecen objetos y animales que le hablan al infante, ello implica una dificultad, pero tratamos de que sea visualmente atractivo, para que el público en general disfruten del género con facilidad”.

César Piña explicó que la ópera El niño y los sortilegios es una obra de carácter fantástico en cuya portada de partitura se le describe como fantasía lírica, pues en ella aparecen personajes surgidos de la imaginación de su autora, la escritora francesa Sidonie-Gabrielle Colette.

“Esta ópera relata que un niño muy grosero y berrinchudo, agobiado porque no puede aprender matemáticas. Esa desesperación lo lleva a destruir un libro de cuentos, rompe objetos y maltrata a los animales que tiene a su alrededor, los objetos cobran vida y le reclaman su comportamiento cuando ellos le han generado alegría para su vida diaria.

“Esperamos los niños reciban el mensaje de que es importante saber convivir con nuestro entorno, sobre todo con los animales, anécdota que creemos también puede generar una reflexión en los padres que vean las obras.

La obra Mamá la oca pertenece a una composición para piano que en un principio Ravel hizo para divertir y entretener a Jean y Marie, hijos de Godebski, un amigo de él. En ella se evoca el mundo de los sueños y los cuentos de la infancia: con los cuentos Pavana de la Bella Durmiente, Pulgarcito, Niñita fea, Emperatriz de las Pagodas, Conversación de la Bella y la Bestia, y El Jardín encantado.

“Para el doble espectáculo contamos con un muy buen grupo de voces jóvenes, un coro, un ballet completo y bailarines que estarán disfrazados de diferentes animales y figuras, entre ellos un gato, una libélula, el ruiseñor, un reloj, un sillón, y el fuego, por lo que en escenario podrán llegar a estar reunidas 30 personas”.

Piña señaló que el proyecto en general se ha gestado desde hace trece años por lo que el estreno genera emoción en la compañía. “Espero el público se divierta con las historias y disfrute del ballet presentados en este programa que sin duda es de primera”.

Respecto al ciclo “La ópera es puro cuento y… el ballet también”, dijo que se trata de un programa consolidado que reúne a familias que disfrutan de obras que envían un mensaje, al tiempo que adentra al público al género lirico.

El programa El niño y los sortilegios / Mamá la oca ofrecerá funciones el sábado 15 y domingo 16 de julio, a las 12:00 y 14:00 horas, en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes, ubicado en Río Churubusco 79, esquina Calzada de Tlalpan, colonia Country Club. Localidades: niños $40, adultos $80.

La función de las 12:00 horas del domingo 16 de julio se transmitirá vía streaming por www.interfaz.cenart.gob.mx.