Published On: Vie, Abr 21st, 2017

La CNC lista para capacitar e incluir a migrantes en proyectos productivos: Rubén Escajeda

La Confederación Nacional Campesina no está ajena a lo que acontece con los migrantes mexicanos, sobre todo de campesinos que regresan a sus lugares de origen después de varios años ausentes. A través de la Federación de Profesionistas y Técnicos, filial de la organización, se intensificarán acciones de capacitación y extensionismo para que se incorporen a proyectos productivos.

El dirigente de la CNC, Rubén Escajeda Jiménez, expresó también que se aprovechará la experiencia de los migrantes en cuanto a modelos de producción y productividad, manejo y empaque, sobre todo de hortalizas y frutas, mediante el uso de esquemas tecnológicos diferentes pero enfocados a agregar valor a productos del campo, procurando promover la “Marca Cenecista” en alimentos, que ya empieza a tener presencia en varios estados del país.

Durante una ceremonia de entrega de certificados a integrantes de la Federación Nacional de Profesionistas y Técnicos, FENAPROT, filial de la CNC, dio a conocer que el Consejo Técnico Consultivo de la propia organización, prepara una agenda que someterá a consideración de instituciones federales, para consolidar la posición de México en la inminente renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La CNC, dijo, tiene varias propuestas en torno de la política de producción y la exportación de excedentes en materia de alimentos, donde el valor agregado tiene mucho que ver.

Por eso la capacitación y adiestramiento del cenecismo, dijo, son elementos importantes no sólo para la gestión ante las instituciones del gobierno, sino para aprovechar cabalmente los programas y acciones que el propio gobierno de la República desarrolla a favor del medio rural.

Se pronunció a favor de que la CNC recupere espacios en el consejo directivo de órganos que tienen la función de la capacitación a nivel nacional, frente a la necesidad de puntualizar la participación de la organización campesina en la definición de la política gubernamental en esta materia. Confió en que, pronto, se dará seguimiento al tema de la recuperación de esos espacios que, para la organización campesina, son de suma importancia.

Expresó que, con mucho esfuerzo y trabajo, distinguidos cenecistas ocupan ahora puestos de especial relevancia en instituciones del gobierno federal, y particularizó la actuación de la Subsecretaria de Desarrollo Rural, Mely Romero Celis, y de Ramiro Hernández, como coordinador de Delegaciones en la SAGARPA, quienes ocuparon en la CNC las posiciones de secretaria de Acción Femenil y de  líder de la Liga de Comunidades Agrarias de Jalisco, respectivamente.

Dio particular importancia a la distinción de un cenecista “de pura cepa”, el senador Manuel Cota Jiménez, actualmente sea un candidato fuerte a ganar la gubernatura del estado de Nayarit, en base a la defensa abierta y clara de los derechos de los campesinos y de un trabajo de más de 20 años en el servicio público municipal, estatal y federal, con actuaciones relevantes como presidente municipal de su estado, diputado federal, senador y ahora mismo aspirante a gobernador.

En su oportunidad, Tomás Gloria Requena, dirigente de la FENAPROT de la CNC, dio a conocer que en tres años se han capacitado a cerca de 2,500 profesionistas y técnicos, que trabajan al lado de organizaciones campesinas, ejidales y comunales, que son beneficiarios de los distintos programas productivos que impulsan la producción, productividad, comercialización y exportación de productos del campo.

Dijo que se ha formado un verdadero ejército de hombres y mujeres en el territorio nacional, para llevar a la práctica el compromiso social de la CNC y del gobierno federal. Este equipo, dijo, está inmerso en la profesionalización.

Por su parte, la representante de la Secretaría de Agricultura, maestra Sofía Valencia Abundis, directora general de Desarrollo de Capacidades y Extensionismo Rural, señaló que estas funciones son vitales para llevar al campo mexicano a estratos superiores de producción y productividad, de eficiencia en el aprovechamiento de los recursos naturales, financieros y humanos, en bien del país y de todos los mexicanos.

Ofreció ampliar los programas de capacitación, no solamente para los productores, sino para ofrecer un espectro más amplio para incorporar en estas labores a las mujeres, que han demostrado una gran capacidad de trabajo, de gestión y de organización, lo que abre nuevos horizontes para el desarrollo rural mexicano.