Published On: Vie, Mar 17th, 2017

Disponen más de 800 millones de dólares para emergencia en Perú

Lima.-El gobierno peruano anunció que destinará dos mil 500 millones de soles (aproximadamente 812 millones de dólares) para la reconstrucción de las zonas afectadas por las torrenciales lluvias y su secuela de deslaves, inundaciones y avalanchas.

En conferencia de prensa en el palacio de Gobierno, el presidente Pedro Pablo Kuczynski leyó un decreto de urgencia que eleva el presupuesto destinado a enfrentar calamidades, de mil millones a dos mil 500 millones de soles ‘que estarán disponibles desde mañana’.

Kuczynski señaló que, además, hay un programa de promoción de obras de nivel local con un presupuesto de mil 500 millones de soles (462 millones de dólares) para la reactivación de la economía.

Además anunció que se declaró la emergencia en la Carretera Central que vincula a Lima con la región andina central, mediante un decreto que, además, financiará estudios para encontrar rutas alternas por las laderas de las montañas, expuestas a avalanchas que constantemente la obstruyen.

El jefe de Estado pidió también serenidad y prudencia ante las calamidades que azotan principalmente a regiones costeras del norte y centro del país, donde crecen la impaciencia y los reclamos a las autoridades de pronta asistencia y acusaciones de ineficiencia.

Los desastres son producidos por el mayor caudal de los ríos que, acrecentados por las lluvias, descienden desde los Andes arrasando viviendas, cultivos, carreteras, puentes y edificaciones diversas, afectando inclusive la periferia de Lima.

La situación en la capital motivó pedidos de que se la declare en emergencia, pero el gobierno optó por aplicar la medida solo a la zona de la carretera central, en cuyo trayecto inicial se registran los desastres en Lima.

Las precipitaciones provocan aludes que caen sobre los ríos y los represan y el desembalse arrastra rocas, lodo y troncos que devastan poblaciones y cultivos ribereños; siendo hasta hoy el saldo de 65 vidas perdidas.

Kuczynski anunció de otro lado un programa de voluntariado de alumnos de la estatal Universidad Nacional de Ingeniería para reconstruir los sistemas de agua y saneamiento afectados por las lluvias.